martes, 8 de junio de 2010

NADIE ME HABLA DE TI SIN EMBARGO TE EXTRAÑO.




Mi Ayanna (3, 4, 5, 6 de junio)
Nunca pensé que tú te convirtieras en lo más agradable a mis ojos. Y esta es la belleza de la vida y contemplar esto para mi tiene sentido. Nada más.
Sabes en estos días que estoy lejos de ti, extraño todo de ti, tus besos y caricias tus frases tan tiernas. Extraño ese genio nítido que caracteriza a tu mirada que hasta a mi alma penetró, fueron siempre grandes momentos, como el talle de tu idea y de tu esencia en mí existir.
Mi amor todas las tardes agoniza en gris y me embargo en el silencio de mis lágrimas, lo triste de mí, ahora es que aun puedo escuchar el eco que dejó tu profundo aroma.
Ya no sé si es inútil seguir escribiendo poesía y seguir pintando mis calles en su nombre, temblando nuevamente por ella, o seguir esperando hasta una nueva mirada. Solo sé que quiero poner una vez mas en su mesa mi vida ajena de sensaciones y apretar en mis manos las flores que dejaré en la tumba de su corazón.
Quisiera robarle otro beso, solo uno, uno solamente, para que no me olvide o no me bote al olvido, solo un beso para tenerla siempre, siempre conmigo.
Hoy como cada día siento que la amo
Un amigo me dijo que el amor es una batalla y una batalla no siempre la gana, el hombre más fuerte o el más ligero, porque tarde o temprano, el hombre que gana es aquel que cree que puede hacerlo.
Espero con esperanza que algo en el aire le recuerda mi perfume tosco y hace que sienta algo en su corazón, recordando que este inútil le ama. Al menos eso quiero imaginar porque yo huyo bajo los velos soñadores de la tarde.
Ojala que la noche te diga en tus oídos que mi corazón esta junto a ti y que mi espíritu vela todo el tiempo tus sueños y en el cerrar de tus ojos te besare sin tu permiso flor bonita.
Quisiera que el sol radiante de este día le diga que la amo, aunque le digo sin palabras, que le digo con la mañana fría con mi horrendo respirar. Te digo que te amo y que contigo quiero estar.




Samdtno
8 de junio 2010