viernes, 5 de marzo de 2010

LO QUE ME FALTO DECIR

La canción que nunca llegue a cantar.
1 de marzo 2010.
Por: Santos Diamantino.

Corazón pienso en ti todos los días como un vago
Que solo tienen tiempo para pensar en ti.


No quiero perderte, porque eres la flor más bella del jardín de mi corazón.
El estar sin ti, me hace inventar nuevas formas de guerra contra el dolor.
Estar sin ti, es demasiado castigo.
Esas palabras finales hicieron que yo me sintiera vacío.
Todo se me aleja y la pena me mata cada día más
La sonrisa se burla de mí.
Y yo cada vez muriéndome en vida.

A las 11 de la noche la soledad me traga.
Como un mounstro en mi corazón.


No puedo sacar la tristeza de mi corazón mi alma solo gira alrededor de ti.
Quisiera apagar este fuego, pero no puedo.
Tiene llamas muy altas y el agua se seca.
Mi alma no entiende que se termino.

Me estoy volviendo loco pensando en ti.
Este amor se llevo lo mejor de mi alma.
Y siento en lo profundo de mí ser algo tan fuerte que no se que hacer con ello.
Tu amor es como un sueño por cumplir y por consumarse.

Como duele amar sin ser amado.
Le dije no construyas, muros en tu corazón, porque matas este bonito sentimiento.
Ya hice mucho por levantar el interés vacío, mucho.

Pienso que el amor es cuando uno reconoce su contra punto en otro ser.

No se me ocurre nada, porque tengo bloqueado mi cabeza con esto del amor.
El amor narcotiza.

Bellos poemas que le hice que ahora me destruyen.

Quisiera ser roca que no siente nada y mirar como pasa el tiempo.
Así contemplar la eternidad desde el silencio
Y ser testigos de los amores que vienen y se van.

Quiero ser roca simple, así para que nadie joda y este molestando.
Queriendo saber mi origen, mi puta vida y futura muerte.

Porque esta lejos el tiempo en que las flores
No le temían al sol.

Tuve miedo a la distancia, pero me doy cuenta que siempre fue mi soledad mi compañera y ¿Por qué temerle?

Las telarañas del tiempo me enredan sin remedio.
Pasó mucho tiempo y ahora se han vuelto gruesas y mierda que no las puedo romper.

Puede ser que mañana el sol no salga y yo me perderé más.

Si hay vuelta atrás.
Jamás dejare de creer en ti.
Porque me digo todo los días, muy dulcemente,
Que ella sigue amándome.

Gracias a esto puedo dormir bien.
Y así mi soñar se hace placentero
De esa manera me parece placentero ver sonreír a los demás.

Trepo a las montañas para ver desde lo más alto a la luna que vimos juntos un lunes por la noche, cuando nos besamos apasionadamente, donde las flores mostraban lo cristalino que es estar junto a ti.
Cuando la luna se va, la noche se pone esquiva, como si ella sospechara que no volverá jamás.
La luna, la noche y tú tienen las mismas costumbres, pero la luna y la noche, no dejaran de volver.

Finalmente el poeta mira y canta dice su verdad y canta porque sabe el secreto del amor para no sucumbir.

Poema de la alegría 22 de febrero 2010
El mundo me ve alegre, y yo no disimulo la alegría,
Es difícil ocultar la alegría,
Y es imposible cuando se trata de un pensamiento en beneficio del ser.
¿Cómo no alegrarme?
De nuevo hoy me acostaré con alegría, me dormí con esa imagen observada en mi día, de haberla amado intensamente.
Y pensé que hay personas que valen la pena, por la cual luchar.
Y por eso mi alegría aun dura.