viernes, 3 de octubre de 2008

El placer; Premio o castigo

(Prevenir para no lamentar)
Por: Santos Diamantino.

Introducción
Hoy queremos hacer una abstracción de ¿Qué entendemos por placer y dolor? Y si lo que entendemos es, placer y dolor en su sentido estricto o será solo una asociación conceptual. Aplicada a una realidad histórica concreta.
Son muchos los problemas que se dieron por este concepto (placer), que dio lugar al dolor. Por eso es preciso preguntarnos ¿Qué significa placer? ¿Cuáles son sus consecuencias? ¿Es una cultura de la vida o de la muerte? ¿El placer es equilibrio o desequilibrio? Y finalmente ¿Que necesidad hay de tocar el tema?
En base a estas preguntas desarrollaremos el presente tema. Teniendo como paradigma a Jhon Stuart Mill, quien es el principal representante del Utilitarismo inglés.
1.- Características del utilitarismo.
Comenzare explicando que es el “Utilitarismo”, tiene raíz en el latín utilitas, que siginifica utilidad, provecho, interés.
Según la historia se desarrollo en Inglaterra en los siglos XVIII y XIX. Es un sistema ético que establece, que lo bueno es, aquello que promueve la felicidad y a la vez el mayor bien. Que es la mayor felicidad para el mayor número posible de personas.
Se la califica como una ética teleológica[1], es decir; valora las acciones humanas no por lo que son en sí mismas, sino por las consecuencias que producen. Es importante la cantidad de felicidad que aportan para el mayor número posible.
Para el análisis de la cantidad de felicidad o placer, hay que recurrir a un cálculo utilitarista. Aunque desarrollado de manera sistemática en un principio por J. Bentham, el primero en usar el término utilitarianism, y por James Mill y John Stuart Mill, seguidores inmediatos suyos. El utilitarismo hunde sus raíces en el pensamiento de Epicuro de Samos (341a.C.)[2] y el hedonismo[3] de la antigüedad griega y en teorías epistemológicas y morales del empirismo inglés.
Se los considera hedonistas a los filósofos utilitaristas como J. Bentham o J.S. Mill, pero en éstos el placer no se subordina al individuo, sino a la sociedad pues, según ellos, el bien moral es la consecución del placer para el máximo número de personas.

2.- John Stuart Mill (1806-1873) Vivio 67 años.
Es el heredero intelectual del movimiento utilitarista en Inglaterra, se dedicó a clarificar las enseñanzas de su padre, James Mill, y las de Jeremy Bentham. John Stuart Mill fue sometido a una rigurosa enseñanza por su padre, de los tres a los catorce años. A la edad de tres años, estudió griego y aritmética; a los ocho, agregó latín a su currículo, y cuando cumplió doce años, lógica, filosofía y teoría económica. Su entrenamiento, sin embargo, no fue nunca un ejercicio de memorización, sino que estaba diseñado para producir a un pensador original. Muchos historiadores dicen que su padre aplico los principios de Rousseau “el Emilio”
A los trece años su padre le introdujo en los principios de la lógica y de la economía política, centrándose en este ámbito en la obra de Adam Smith y David Ricardo.
A los 17 años, en el año 1823 ingresó en la Compañía de las Indias Orientales, donde llegaría a ocupar el cargo de jefe de la Oficina para las Eelaciones con los Estados Indios. Activo políticamente en defensa de la causa abolicionista durante la guerra civil estadounidense, desde 1865 y durante tres años ocupó un escaño en la Cámara de los Comunes, donde sería objeto constante de polémica a causa de su decidido apoyo a las medidas a favor de las clases menos privilegiadas y de la igualdad de derechos para la mujer.
Los principales trabajos de Mill son; Sistema de Lógica (1843) considerado como su mayor contribución a la filosofía. En esa obra defiende el método inductivo en lógica, mostrando que las reglas generales o los principios universales deben derivarse de datos empíricos. Otros trabajos suyos sobresalientes son: Principios de Economía Política (1848), que contiene los enunciados clásicos de su filosofía social y política, y su ensayo Utilitarismo (1861), su única contribución específica a la ética. Durante los últimos años de su vida escribió su Autobiografía y Tres ensayos sobre religión, ambos publicados póstumamente.

3.- Desarrollo de la Moral utilitarista
Comenzaremos preguntándonos ¿Cuál es el sentido del Utilitarismo? ¿Por qué esta teoría trascendió, en la historia de la humanidad? ¿Cuáles son los objetivos, de esta teoría-práctica? ¿Que propone John Stuart Mill?
El utilitarista John Stuart Mill, para comenzar, explica sentido de la palabra “utilitarismo” para él, es el principio de la mayor felicidad. Por eso afirmará en su escrito el utilitarismo[4] que el; “El credo que acepta la Utilidad o Principio de la Mayor Felicidad como fundamento de la moral, sostiene que las acciones son justas en la proporción con que tienden a promover la felicidad; e injustas en cuanto tienden a producir lo contrario de la felicidad. Se entiende por felicidad el placer, y la ausencia de dolor; por infelicidad, el dolor y la ausencia de placer.”[5]
Con esto nos da ha entender que lo útil es igual a la felicidad. Y esto se puede cerciorar en cuanto una acción sea justa o correcta. ¿De que manera? Si una acción es bien tomada producirá placer, por tanto felicidad.
Pero ¿Qué incluye todo esto? Ante todo hay que tomar en cuenta que la moralidad utilitarista es una propuesta para la vida. Y su único fin es “el placer y la exención de dolor son las únicas cosas deseables como fines; y que todas las cosas deseables (que en la concepción utilitaria son tan numerosas como en cualquier otra), lo son o por el placer inherente a ellas mismas, o como medios para la promoción del placer y la prevención del dolor.”[6]
Esto no quiere decir que seamos cerdos o que nos convirtamos en personas irracionales. No es un hedonismo burdo donde lo importante es el saciar nuestros instintos; “tomemos y comamos que mañana moriremos”. Es una visión de algunos que supuestamente tienen la capacidad de racionalizar, ponen al ser humano bajo un paradigma degradante. Poniendo al hombre al mismo nivel con el animal no racional.
Para Mill “los seres humanos tienen facultades más elevadas que los apetitos animales y, una vez se han hecho conscientes de ellas, no consideran como felicidad nada que no incluya su satisfacción.”[7]
Hasta aquí podemos decir que, el ser humano busca su satisfacción porque tiene la capacidad de razonar. Y esto es el placer del intelecto. Mill piensa que es un plano más elevado y el más deseado. Por ejemplo en nuestra realidad boliviana, si caminamos por las periferias de nuestras ciudades, o de nuestros hermosos campos. La mayor parte de la gente prefiere ser profesional, porque le trae beneficios.
Mucha gente del campo piensa que viniéndose a la ciudad a estudiar, su situación económica va mejorar, esa visión hoy es errada. El caso es que hay personas que creen aun, que el estudiar les va sacar de la pobreza. Y optan por hacer una carrera, el objetivo es dejar de ser pobres, esa es su esperanza.
Cuando llega la vacación uno acostumbra viajar, yo lo hice al sector de los yungas, a un pueblo llamado “Huancané”[8]. Cuando conversaba con gente del lugar, me expresaban sus anhelos; “yo no estudie porque no tuve dinero y tampoco apoyo. Pero ahora que soy padre, yo no quisiera que mis hijos sean igual que yo, quiero que sean profesionales. Por eso me sacrificare para que mis hijos estudien, vayan a la universidad, se capaciten. Para que no sean tratados como su padre. Yo pregunte ¿como son tratados? Mucha gente que estudio nos dice indios de mierda, campesinos mediocres, cocaleros en un tono peyorativo, etc. Los insultos son muy degradantes y duelen, nos hacen ver como si no tuviéramos dignidad.”[9]
Es un hecho que calo muy fondo en mi ser. Me preguntaba si el estudiar te da un rango de superioridad, si esto era una acción racional y útil. Pensamos que no, porque el estudiar se vuelve útil cuando sirve a la comunidad, cuando comunica, cuando enseña, cuando advierte y denuncia lo que esta mal. Esa acción es útil.
Con este testimonio que les contamos, pudimos darnos cuenta, que el placer del intelecto es el más deseado, porque trae beneficios a largo plazo.
Mill cree que “es perfectamente compatible con el principio de utilidad reconocer el hecho de que algunas clases de placer son más deseables y más valiosas que otras. Sería absurdo suponer que los placeres dependen sólo de la cantidad, siendo así que, al valorar todas las demás cosas, se toman en consideración la cualidad tanto como la cantidad.”[10]
Esto quiere decir que no sirve de mucho el acumular placeres, o vivir una vida de cerdos. Tiene que ser una acción que a lo largo nos traiga beneficios.
4.- El placer más deseable.
¿Qué hace que un placer, en cuanto placer, sea más valioso que otro?
Esta pregunta tiene que ver con la preferencia que cada uno o más personas le dan a una acción. Es decir si hemos experimentado muchos tipos de placeres, pero de todos estos uno es el que más gozo nos trae. Entonces no es difícil de elegir, sino de darnos cuenta, cuál es la acción que más gozos nos trae.
“Ahora bien, es un hecho incuestionable que quienes tienen un conocimiento igual y una capacidad igual de apreciar y gozar, dan una marcada preferencia al modo de existencia que emplea sus facultades superiores. Pocas criaturas humanas consentirían que se las convirtiera en alguno de los animales inferiores, a cambio de un goce total de todos los placeres bestiales; ningún ser humano inteligente consentiría en ser un loco, ninguna persona instruida, en ser ignorante, ninguna persona con sentimiento y conciencia en ser egoísta e infame: ni siquiera se les podría persuadir de que el loco, el estúpido o el bellaco están más satisfechos con su suerte que ellos con la suya”[11]
Es así que el ser humano tiene la capacidad de distinción para su maximización de la felicidad. Es una persona que esta hambriento de querer más, no se conforma con lo mínimo. Pero esta insatisfacción tiene la facilidad de caer en el sufrimiento, por esa insatisfacción. Que una persona que no tiene mucho, este sujeto que quiere más considera, al que no quiere muchas cosas una vida de existencia inferior. Aunque esto sea una dificultad, lo bueno del hombre insatisfecho es que este no va caer en lo que él considera un grado de vida de existencia inferior. Sino la va superar, para conseguir su bienestar.
Mill reconoce que esta postura, es orgullosa, el amor a la independencia, amor al poder, o las excitaciones. Pero “su denominación más apropiada es el sentido de la dignidad, el cual es poseído, en una u otra forma, por todos los seres humanos, aunque no en exacta proporción con sus facultades más elevadas, y constituye una parte tan esencial de la felicidad de aquellos en quienes es fuerte, que nada que choque con él puede ser deseado por ellos, excepto momentáneamente.”[12]
No hay duda que todo ser humano quiere ser digno en la vida, es su naturaleza aspirar a la dignidad, según la racionalidad neoliberal, entiendo como un estado de superioridad.
Claro ejemplo será cuando se va ha un acontecimiento social, el hombre insatisfecho no se sentirá a gusto por el simple hecho de que no están al mismo nivel de su racionalidad académica. Desde esa visión el vera la inferioridad de los otros, aún con ciertas resistencias, el comprenderá la acciones. Por que se sentirá capacitado para eso, sin que el otro compañero se de cuenta.
Mill abstraerá este problema dela inferioridad y la llamará “debilidad de carácter” para tener más clara el concepto; Mill siente que una de las causas por las que este ser humano es débil de carácter, es la droga. Hacemos uso de ella sabiendo que nos va causar efectos que dañan nuestra salud. “En la mayoría de las personas jóvenes muere prontamente, si las ocupaciones a que les lleva su posición, o el medio social en que se encuentran no son favorables al ejercicio de sus facultades. Los hombres pierden sus aspiraciones elevadas como pierden su agudeza intelectual, porque no tienen tiempo ni oportunidad para favorecerlas. Se adhieren a los placeres inferiores, no porque los prefieran deliberadamente, sino porque son los únicos a que tienen acceso, o los únicos de que pueden gozar duraderamente. Podría preguntarse si alguno que haya permanecido igualmente próximo a ambas clases de placer, ha preferido serena y conscientemente el inferior; si bien es cierto que muchos de todas las edades han fracasado en el intento inútil de combinar ambos.”[13]
La causa por la que nos adherimos a los placeres inferiores, es la poca información que se tiene sobre las mismas. La voluntad de poder ante la frustración anímica que nos puede pasar. Los medios económicos que determinan nuestro status social. Pero no podemos quedarnos con ese resultado, la corriente utilitarista al usar el método de la comparación, te hace notar que placeres nos sirven y que placeres no nos sirven.
5.- Objetivo utilitarista.
La pretensión que tiene el utilitarismo “según el Principio de la Mayor Felicidad, tal como se acaba de exponer, el fin último por razón del cual son deseables todas las otras cosas (indiferentemente de que consideremos nuestro propio bien o el de los demás) es una existencia exenta de dolor y abundante en goces, en el mayor grado posible, tanto cuantitativa, como cualitativamente.”[14]
Con el principio de la mayor felicidad, Mill llega a explicar el sentido de la ética utilitarista. Para tal tendencia es importante la cantidad de placeres (actitud tomada de bentham) pero no es necesaria. Esto a razón de que Mill utiliza un método de la comparación, en la que hace notar el valor de la cualidad de un placer, no así la cantidad de placeres. En esta diferenciación veremos la superioridad de un placer, el cual nos ayudará a elegir lo más conveniente.
“La utilidad no sólo incluye la búsqueda de la felicidad, sino también la prevención o mitigación de la desgracia; y si la primera es quimérica[15], quedará el gran objetivo y la necesidad imperativa de evitar la segunda, por cuanto, al menos, la humanidad se cree capaz de vivir; y no se refugia simultáneamente en el acto del suicidio recomendado bajo ciertas condiciones por Novalis.”[16] Con esto podemos entender que la método de comparación, no solo te ayuda a elegir, si no a prevenir, para no sufrir.
Ahora hay personas que valoran el placer momentáneo, es decir; “un estado de placer exaltado que dura sólo un momento, o, en algunos casos y con interrupciones, horas o días.”[17] En este caso la felicidad no será plena, entonces para ellos no existe la felicidad sino todo lo contrario. Desde Epicuro a Bentham no mencionan que la felicidad, sea una vida de éxtasis.
“La felicidad a que se referían no era la de una vida en continuo éxtasis, pero sí una existencia integrada por momentos de exaltación, dolores escasos y transitorios y muchos y variados placeres, con predominio de los activos sobre los pasivos, y poniendo como fundamento de todo, no esperar de la vida más de lo que puede dar.”[18]
Esto es felicidad para los utilitaristas, en Bolivia es difícil llegar a este tipo de racionalidad. La realidad social es diferente no es como los del primer mundo. Podemos afirmar que padecemos más sufrimiento, que días felices. Y muchos de nosotros hemos encontrado la felicidad en ese sufrimiento, porque ya no es sufrimiento, sino lucha por sobrevivir, lucha por llevar un alimento a la boca. Mill no olvida tampoco este aspecto el menciona que; “La miserable educación actual y las miserables circunstancias sociales son el único obstáculo a su logro por parte de casi todos.”[19]
Hay 2 aspectos dentro de la vida satisfecha. Estos son; la tranquilidad y el estimulo.
La tranquilidad induce a la pasividad, a lo poco, a no buscar más de lo que se debería buscar. Esto es un obstáculo para construir conocimiento, es obstáculo para llegar a conocer la verdadera felicidad.
El estimulo es necesario pero no condición para ser feliz, ya que este, al ser buscado con frecuencia, es mas propenso a caer en el sufrimiento. Pero ¿Cómo llegamos a corregir esto? En este caso, es necesario las clases de Epicuro cuando toca autarquía[20], ataraxia[21]. Son temas fundamentales, para la construcción de vida.
La realidad del vicio nos hace dar cuenta que ya no es necesario el estimulo porque se convierte en una acción normal. Los Psicólogos llaman a esto en enfermedad mental. Entre sus característica esta el egoísmo exacerbado, la poca valoración de los demás, el no importismo, la estimulación de la sociedad le parece poco. Lo triste de esto es que su muerte es más rápida.
Surge lo contrario cuando se cultiva el amor, el dialogo, el orden, aspectos que ayuden al bien común. Este tipo de acciones deja herencia, es decir amigos que recuerdan, las hazañas de un buen hombre, que pensaba en su comunidad.
Pero muchos de nosotros preguntará ¿Esto nos es útil? ¿En qué medida nos sirve? ¿Para qué queremos ser reconocidos? ¿Qué sentido tiene el no ser ególatra? El cimiento de todo esto es la vida. No es posible que un sujeto racional, este indiferente ante los acontecimientos sociales, sucesos, eventos históricos[22] de la vida. El ser humano conoce y siente los hechos que pasaron, protesta por lo que podría llegar a pasar. Por eso el hombre participa y propone soluciones. Lo contrario a esto crea problemas y su efecto es que aumenta los sufrimientos. Y ¿Quién desea sufrir?
Ahora esto no quiere decir que el hombre no pase por dificultades, es natural sufrir por una serie de acontecimientos. Lo bueno es que este sujeto puede superarlas, en algunos casos puede evitarlas. Anteriormente comentamos que el método de comparación ayuda a decidir que acción tomar.
“La pobreza, en cualquier sentido que implique sufrimiento, podrá ser completamente extinguida por la sabiduría de la sociedad, combinada con el buen sentido y la prudencia de los individuos. Incluso el más obstinado de los enemigos, la enfermedad, podrá ser reducido indefinidamente con una buena educación física y moral, y un control apropiado de las influencias nocivas. Así ha de ser mientras los progresos de la ciencia ofrezcan para el futuro la promesa de nuevas conquistas directas contra este detestable enemigo.”[23]
Planificar para evitar problemas, ser prudente para no padecer, esforzarse para saber que es lo conveniente. Es un proceso largo, lento pero provechoso. Tendremos caídas de las que nos levantaremos por la voluntad de conquista del goce total.
Todo sacrificio siempre tiene su recompensa. Esta tiene 2 características: el primero es un sacrificio personal, ósea por si mismo. El segundo es un sacrificio por los demás, contribuyendo a la felicidad del pueblo.
La figura de Jesús de Nazaret, es una actitud, generosa que alienta a lo hombres, pero no es un ejemplo que se debería tomar. Renunciando a nuestra felicidad, también se puede ser eficaz, siendo nosotros eficaces.
6.- La abnegación.
Según J. S. Mill. esta actitud pertenece a los estoicos, pero esto no quiere decir que el utilitarismo no reconozca la abnegación o el altruismo. “La moral utilitarista reconoce al ser humano el poder de sacrificar su propio bien por el bien de los otros. Sólo rehúsa admitir que el sacrificio sea un bien por sí mismo. Un sacrificio que no aumenta ni tiende a aumentar la suma total de la felicidad, lo considera desperdiciado. La única renunciación que aplaude es la devoción a la felicidad, o a alguno de los medios para conseguir la felicidad de los demás: ya de los hombres considerados colectivamente, ya de los individuos dentro de los límites impuestos por los intereses colectivos de la humanidad.”[24]
Podemos notar que Mill transporta lo que J. Bentham[25] había mencionado para ser feliz. Todo placer debe ser fecundo, ósea un placer tiene que traer otros placeres. Cuando Mill era adolescente leyó a Bentham. Mill dijo que le embargó la sensación de que todos los moralistas anteriores habían quedado superados. Él creía que el principio de utilidad “daba unidad a mi concepción de las cosas. Ahora tenía opiniones: un credo, una doctrina, una filosofía; en uno de los mejores sentidos de la palabra, una religión; la inculcación y difusión de lo que podría convertirse en el principal propósito externo de una vida”.[26]
Lo que Mill hizo es modificar el utilitarismo de Bentham. En tanto que Bentham estableció un utilitarismo del acto, Mill estableció un utilitarismo de la regla. Según Mill, uno calcula lo que está bien comparando las consecuencias para todos los agentes pertinentes de reglas alternativas para una circunstancia particular. Esto se hace mediante la comparación de todas las circunstancias o entornos pertinentes similares en cualquier momento.
Conclusión; El placer recompensa o sanción.
El inglés Jeremy Bentham había afirmado que “la naturaleza ha colocado a la humanidad bajo el gobierno de dos amos soberanos, el dolor y el placer. Les corresponde sólo a ellos señalar lo que debemos hacer, así como determinar lo que haremos. Por un lado, la norma del bien y del mal, por el otro la cadena de causas y efectos, están sujetos al trono de ellos. Nos gobiernan en todo lo que hacemos, en todo lo que decimos, en todo lo que pensamos; todo esfuerzo que hagamos para librarnos de nuestra sujeción servirá solo para demostrarla y confirmarla”[27].
Nosotros sentimos el placer y el dolor, por nuestra condición humana. En cierta manera son medidores y en algunos casos obstáculos. Ayudan al discernimiento de cierta acción, justificando si es correcta o no. Colabora a la norma moral, y es parte de la evolución biológica.
En ese proceso de crecimiento, el hombre busca el placer y trata de evitar el dolor. Con este efecto se define lo bueno y lo malo, fijándonos siempre en el placer que produce, individual y colectivamente.
Muchos creen que el placer se reduce a lo sensual, a lo erótico, a lo carnal a lo lujurioso, etc. Pero en su sentido estricto esta solo significa felicidad plena. O desde nuestro punto de vista, placer es un estado donde dejas de ser tú, es el olvido de ti. Es el tiempo donde degustas, tu cuerpo y tu mente. No es un estar anestesiado por ingerir cierta cantidad de droga. Es felicidad, paz interior que es expresado de formas distintas en lo externo. Es tranquilidad, ausencia de cualquier perturbación que vaya en contra de la felicidad, por ultimo es el placer de vivir concientemente.
Cuando preguntamos en la calle ¿Qué entiendes tú por placer? Unos se ríen, otros nos dicen perverso, ¿Por qué haces ese tipo de preguntas? ¿Acaso no tienes novia? Si quieres te puedo conseguir una, yo tengo varias admiradoras. Si hacemos este tipo de preguntas a Jóvenes en su mayoría nos ven como personas necesitadas, del genero femenino.
Pero la pregunta sigue en pie, ¿Qué entiendes tú por placer? Consultamos a personas a quienes se puede considerar de una edad considerable. Ha algunos les causó risa, y te hacen una pregunta ¿Para qué quieres saber eso hijo? Nosotros ante la pregunta respondimos; es que queremos saber que concepto tienen los mayores del placer. Entonces, lo piensan bien y recién contestan; algunos piensan que placer es igual a tener relaciones genitales, otros prefieren no hablar. Uno que otro dirá, depende a que te refieres cuando dices placer, como si la palabra misma no fuera clara.
Con todo lo descrito podemos notar que en nuestro tiempo la palabra placer, es aun un tabú[28]. Lo explicare con un ejemplo: cuando mencionas esta palabra en los campos o periféricas, te dicen ¡atrevido! Que estas hablando, se respetuoso no hay que hablar así. Asemejando la palabra placer a una perversidad, morbosidad o enfermo mental. Les parece que la palabra placer significa, multiplicarse familiarmente.
Como si el reproducirse fuera un castigo divino. ¿Por qué pensamos todavía de esa manera? ¿Acaso no estamos en el siglo XXI? Para algunas personas el siglo XXI solo es un conjunto de letras, que indican un determinado tiempo. Para ellos no indica la evolución de la humanidad, sino el retroceso porque hay más sufrimiento. ¿Cuál es la causa de esto? Muchos dirían, las malas decisiones que se han tomado.
Mucha gente ve como castigo al placer porque la vida le enseño, a no tomar decisiones hormonales[29]. Por el efecto que esta acción causó.
Esta acción hormonal o decisión violenta ha llevado a muchas familias, a sufrimientos[30]. Del que no se puede escapar fácilmente, por el simple hecho de que somos seres humanos, que necesitamos del otro para ser feliz. Además que tenemos un instinto de la preservación de la especie.
La dificultad de esto radica que, cuando nuestra sexualidad no es bien educada desemboca en un placer burdo “tomemos y comamos que mañana moriremos”. Y las consecuencias de las mismas son espantosas.
J. S. Mill nos diría que toda acción tiene que tener un beneficio a largo plazo, un efecto donde la felicidad sea más que el sufrimiento.
En algunos lugares de nuestro país, la gente es más reservada, por el clima mismo. Como por ejemplo La Paz, Oruro, Potosí, son lugares con un clima frío, pero de mucha riqueza cultural y ancestral. Donde el placer es difícilmente tratado. Es una sociedad donde la moral es conservadora y paternalista.
Pero en otros lugares de nuestro país el placer igual a sexo. Es tomado de manera normal, por el mismo éxtasis que causa en nuestra realidad de seres humanos. Esto principalmente en lugares como Beni, Pando, Santa Cruz, son lugares de clima calido. Donde el exponerse al placer es una diversión y moda. En estos casos el consejo utilitarista sería; piensen antes de actuar para no llorar sangre, analicen si es conveniente. Luego procedan como crean que es correcto.
Bibliografía
- Mill, Jhon Stuart, El Utilitarismo, Buenos Aires: Editorial Aguilar, 1974.
- John Stuart Mill, "Last Stage of Education and First of Self-Education," Autobiography,( la Última Fase de Educación y Primero de Mismo-educación) 1873 (new York: P.F. Collier & Sons, 1909-1914)
- Fraile, Guillermo, Historia de la filosofía, 4º Edición, Vol. I, Madrid: Editorial B. A. C. S. A. 1991.
- Urdanoz, Teofilo, Historia de la filosofía, 2º Edición, Vol. V, Madrid: Editorial B. A. C. 1975.
- Frederick, Copleston Ariel, Historia de la filosofía, 3º Edición, Vol. I, Barcelona: Editorial ARIEL S. A., 1991.
- Jeremy Bentham, An Introduction to the Principles of Morals and Legislation, Impreso en 1781 y publicado en 1789 (Batoche Books: Kitchener, ON Canada, 2000)
- Diógenes Laercio; vida de los más ilustres filósofos griegos, X, 22, Orbis, Barcelona 1985, vol. II Pagina 182.
- Diógenes Laercio; vida de los más ilustres filósofos griegos,Orbis Barcelona 1985, Vol. I, (traducción De José Ortiz y Sainz, Fines del siglo XVIII)
- Carta a Meneceo, de R. Verneaux, Textos de los grandes filósofos. Edad Antigua, Herder, Barcelona 1982.
- Diccionario de filosofía en CD-ROM. Copyright © 1996. Empresa Editorial Herder S.A., Barcelona. Todos los derechos reservados. ISBN 84-254-1991-3. Autores: Jordi Cortés Morató y Antoni Martínez Riu.

[1] Es una doctrina que considera indispensable para la comprensión de la realidad la referencia a los fines o motivos por los que ocurre algo. Algunos autores la califican como ética consecuencialista, también llamada finalista.
[2] Epicuro entendía la filosofía fundamentalmente como investigación de la felicidad humana, como reflexión acerca de los temores que atenazan a los hombres (el miedo a la muerte, el miedo a los dioses, el deseo desmesurado de placeres y el miedo al dolor) y como lucha contra los prejuicios y las ideas que, como las del platonismo, sitúan la felicidad en otra vida.
[3] El hedonismo es un pensamiento ético que considera que la consecución del placer determina el valor moral de la acción. De esta manera el hedonismo identifica el bien con el placer, que pasa a ser considerado como el fin último que persigue la acción humana.
[4] [4] Jhon Stuart Mill, El Utilitarismo, Cáp. II ¿que es el utilitarismo? Nº. 1(Buenos Aires: Editorial Aguilar, 1974)
[5] Ibíd. 7.
[6] Ibíd. 8.
[7] Ibíd. 8.
[8] Es un pueblo ubicado en el departamento de La Paz, en la provincia Sud Yungas teniendo como capital a Chulumani. El pueblo se encuentra a tres Km y medio antes de llegar a Chulumani, el tiempo de viaje desde la ciudad de La Paz hasta el pueblo de Huancané es de 4 hrs. de viaje.
[9] Esta es una expresión recogida de personas, que viven en el sector de Huancané, Comunidad San Martín de Porres.
[10] Jhon Stuart Mill, El Utilitarismo, Cáp. II ¿que es el utilitarismo? Nº. 1(Buenos Aires: Editorial Aguilar, 1974), 8.
[11] Ibíd. 9.
[12] Ibíd. 9.
[13] Ibíd. 10.
[14] Ibíd. 11.
[15] Es una expresión que denota una cosa imaginaria e irrealizable.
[16] Jhon Stuart Mill, El Utilitarismo, Cáp. II ¿que es el utilitarismo? Nº. 1(Buenos Aires: Editorial Aguilar, 1974), 12.
[17] Ibíd. 12.
[18] Ibíd. 12.
[19] Ibíd. 12.
[20] “Término formado por autós, sí mismo y arkéo, bastar: autosuficiencia o independencia. Aplicado a una sociedad, significa aquella que es capaz de autoabastecerse y ser plenamente autosuficiente, sin necesidad de depender de otras. En dicho sentido social, este ideal fue reivindicado por Platón y por Aristóteles. Aplicado al hombre, significa aquél que se basta a sí mismo porque se posee plenamente”. Diccionario de filosofía en CD-ROM. Copyright © 1996. Empresa Editorial Herder S.A., Barcelona.
[21] “En tercer lugar, hay que comprender que entre los deseos, unos son naturales y los otros vanos, y que entre los deseos naturales, unos son necesarios y los otros sólo naturales. Por último, entre los deseos necesarios, unos son necesarios para la felicidad, otros para la tranquilidad del cuerpo, y los otros para la vida misma. Una teoría verídica de los deseos refiere toda preferencia y toda aversión a la salud del cuerpo y a la ataraxia [del alma], ya que en ello está la perfección de la vida feliz, y todas nuestras acciones tienen como fin evitar a la vez el sufrimiento y la inquietud. Y una vez lo hemos conseguido, se dispersan todas las tormentas del alma, porque el ser vivo ya no tiene que dirigirse hacia algo que no tiene, ni buscar otra cosa que pueda completar la felicidad del alma y del cuerpo. Ya que buscamos el placer solamente cuando su ausencia nos causa un sufrimiento. Cuando no sufrimos no tenemos ya necesidad del placer.” Carta a Meneceo, de R. Verneaux, Textos de los grandes filósofos. Edad Antigua, Herder, Barcelona 1982, p.93-97.


[22] Me refiero a hechos como la historia, la poesía, las novelas, los cines, la música, el arte, la discusión, el discurso, el encuentro, etc.
[23] Jhon Stuart Mill, El Utilitarismo, Cáp. II ¿que es el utilitarismo? Nº. 1(Buenos Aires: Editorial Aguilar, 1974), 13.
[24] Ibíd. 15.
[25] Jeremy Bentham fue un importante teórico en filosofía de la ley angloamericana y uno de los fundadores del utilitarismo. Desarrolló esta idea de la utilidad y un cálculo utilitario en Introduction to the Principles of Morals and Legislation (1781).
[26] John Stuart Mill, "Last Stage of Education and First of Self-Education," Autobiography,( la Última Fase de Educación y Primero de Mismo-educación) 1873 (new York: P.F. Collier & Sons, 1909-1914)
[27] Jeremy Bentham, An Introduction to the Principles of Morals and Legislation, Impreso en 1781 y publicado en 1789 (Batoche Books: Kitchener, ON Canada, 2000), 14.
[28] Un concepto que implica imposibilidad de comentario, es decir, del que difícilmente se puede hablar por la visión cultural.
[29] Me refiero con esto a decisiones del momento, o decisiones no pensadas, a dejarse llevar por el momento.
[30] Es una actitud que llevo a separaciones familiares, a decisiones autodestructivas, como por ejemplo quitarse la vida.

viernes, 25 de julio de 2008

Los platanos

Casa en Huancané
aqui se ve un horno
esto es un cachi
este es el pueblo de Huancané "porras y Tongobaya"

esto son los plátanos.







Una mujer digno de imitar y respetar












Recuerdos.

Santosam y gladys "cantante"

INSTRUMENTOS QUE SON MI VIDA Y MI SER.




EL TIEMPO ES QUIEN GOBIERNA NUESTRAS VIDAS.



san jhosep, san martin "boemio" santosam



Huancané pueblo de mis entrañas.

La influencia en el pensamiento del otro




Cuando uno se dedica al ámbito de la educación o de cualquier otra disciplina. Uno se pregunta; ¿Cuál debe ser la forma correcta para enseñarle a pensar al estudiante?
Por ¿donde debe guiarse nuestra educación? Si tenemos conocimiento, que el fin de toda educación es que el estudiante produzca conocimiento, genere juicio de valor.
Explicar la esencia de cada problema, es un hecho difícil. Ahondar en el problema de los fines educativos, en su conexión con la totalidad de la vida humana, es otra dificultad. Sabemos que fomentar una conciencia o una actitud investigativa donde se capte el sentido y el valor de la disciplina, es fundamental. Lo que no, nos damos cuenta, es que queremos siempre que el estudiante piense como nosotros queremos.
Y a pesar de eso tenemos conocimiento que cualquier tipo de conocimiento que tenga que ver con la educación, debe relacionarse con la totalidad cultural del hombre, con la totalidad de la disciplina educativa.
¿Bonito paradigma?, creemos que sí.
Recientemente se oye muchas quejas de parte de estudiantes, diciendo que no existe la libertad de pensamiento. Cuando un estudiante adopta una posición que no es de acorde a lo que el profesor dicta o dice, pues es un error. O con frecuencia se ríen de él, o simplemente es ignorado.
Ante esto ¿qué podemos hacer? Si sabemos que esta mal el no darle confianza en su modo de pensar, ¿Cuál debe ser la actitud de un guía?
Muchos dirán, “pero hay métodos, porque no mejor lo revisas, a ver si te ayuda”. Creemos que es necesario partir del principio, del interés del estudiante, esta dimensión individual que esta relacionada con la realidad total. Haciéndole ver que todo es un proceso de conocimiento, de construcción y transformación de la vida del sujeto en aprendizaje.
Ahora debe haber un “estímulo del chico por parte de las exigencias de la situación social en la cual se encuentra este. Esas exigencias le estimulan a actuar como miembro de una unidad, a salir de su originaria angustia de acción y sentimiento, y a pensar en sí mismo desde el punto de vista del bienestar del grupo del cual forma parte. A través de las reacciones de los otros frente a sus actividades llega a comprender lo que estas significan en términos sociales.”[1]
Muchas instituciones sociales, tienen que tener en cuenta que una persona se construye a sí mismo. Ya que la realidad del ser humano no esta hecha hay que hacerla. Y ese es otro aprieto que el joven paceño o boliviano debe corregir. Hay un no-importismo radical, esto por la misma enseñanza que no es de acorde a su modo de ver la vida.
Otros dirán “y nuestras costumbres que… nos olvidamos de ellas”. No se trata de olvidarlas, ni de corregirlas, ni de transformarlas, sino se trata de ver al estudiante en su dimensión amplia. Estamos en una época donde todo es rápido (me refiero a la tecnología), ante esto hay que tratar de reformar nuestra educación. Que no sea lento ya que cansa y hace escapar al estudiante, ni muy rápido porque puede perderlo. Tiene que haber un equilibrio entre nuestra cultura y el entorno actual en el que vivimos.



No hay duda que el factor psicológico es determinante. “Los instintos y las capacidades propias del joven proporcionan el material y el punto de partida para toda educación. Si los esfuerzos del educador no se conectan con alguna actividad que el joven realice por iniciativa propia, independientemente del educador, la educación se reduce a una presión desde el exterior”[2] Puede ser que haya resultados pero no van a ser profundos, esto tiene que penetrar a la estructura fundamentalmente en la actividad psíquica del individuo. Es decir si coincide con lo que el sujeto piensa, su estimulación será más grande.
Por eso es importante conocer el fin, el uso o la función. Y esto no se descubre sino se ve al individuo como activo en las relaciones sociales. Por eso es importante prepararlo al individuo para el futuro, sabemos que es complicado, lo importante es darle el dominio sobre sí mismo. Es decir que el sea auto-suficiente, esta es la razón por la que hay que educar bien, para que el educando se auto-eduque.
Dewey menciona que; “prepararlo para la vida futura significa, educarlo de modo que llegue a usar completa y rápidamente, todas sus capacidades; que su ojo, su oído y su mano puedan ser rápidamente instrumentos de control, que su juicio pueda ser capaz de verificar las condiciones en las cuales debe trabajar y las fuerzas que debe desarrollar para poder actuar eficazmente”[3]
Es así que se tiene en cuenta, las potencialidades, los gustos y los intereses propios de cada ser humano. Por eso es importante que la educación cada vez se regenere, reforme, se transforme, se vuelva a cuestionar. Todas las costumbres deben ser interpretadas continuamente, para que haya un mejor acercamiento al joven.
Este auto educarse favorece a los objetivos que cada uno se traza. Para eso es necesario la voluntad y la perseverancia; esto afirmo por que sucede muchas veces, que hay personas que no tienen deseo de educarse (realidad que puede ser por la abstracto de la educación en las instituciones, sea privada o no). Puede suceder también que uno ya no persevere en su formación por la influencia de los mismo maestros, es decir “si el no hace lo que dice, porque yo tengo que hacerlo”. En este caso el testimonio es fundamental no se puede decir al estudiante “hagan lo que yo les digo, pero no hagan lo que yo hago”.
Toda acción educativa siempre va ser influyente, en el pensamiento del hombre. Por lo tanto hay que tener una mentalidad abierta a todo tipo de conocimiento y cuidado en nuestro modo de llevar adelante nuestro accionar educativo.

[1] John Dewey; Mi credo pedagógico, Universidad de león 1997.
[2] Idem. Op. Cit.
[3] Idem. Op. Cit.

el monticulo y sus encantos